Para el seguimiento del módulo de Tratamiento de Imágenes

Sabemos que un color puede ser más o menos luminoso por la cantidad de negro que pueda tener. Esto es, tanto si tiene cantidad de componente K, como si, aunque no exista nada de esa componente, se pueda obtener negro por mezcla de cyan, magenta y amarillo. Podríamos ver dos ejemplos en la imagen siguiente, de colores que aun no teniendo nada de componente K, son menos luminosos debido a que tienen algo de negro (por mezcla CMY).

Dos colores, algo menos luminosos de lo que podrían

Dos colores, algo menos luminosos de lo que podrían

Son dos rectángulos rellenos de dos verdes, uno algo menso luminoso que otro. Voy a utilizarlos para probar de forma experimental cómo actúan los diferentes  modos de fusión, sobre todo aquellos que juegan con la luminosidad de los colores. Para ello, en cualquier programa de tipo vectorial,  podríamos crear esos dos rectángulos y repitiendo el cuadrado pequeño, ver como cambia el aspecto al variar el modo de fusión del cuadrado (se puede cambiar en la paleta de transparencia del programa) que ponemos encima.      Algo así…

modosfusionA

Este sería un ejemplo sencillo, en el que se modifica la transparencia cada cuadrado que colocamos encima. Los  modos de fusión que he empleado serían: Multiplicar, Superponer, Luminosidad, Luz suave y Trama. En estos ejemplos, el programa, al asignar un modo de fusión diferente al normal, modifica la luminosidad de la zona que es común a los dos elementos. Puede asignar una luminosidad intermedia, hacer el color mucho menos luminoso, oscureciendo, o también añadir algo de color blanco (perdiendo saturación).

Ejemplo sencillo de diferentes modos de fusión

Ejemplo sencillo de diferentes modos de fusión

Los cuadrados que solapan en parte con el rectángulo grande, tienen todos un  relleno de 100C 15M 100Y. Y en cada caso he variado el modo de fusión como indico. Luego en los cuadrados pequeños he obtenido el mismo resultado, pero sin modificar el modo de fusión, modificando en este caso el color (los valores CMY). De esta forma podemos ver qué es realmente lo que modifica el programa al variar el modo de fusión de un elemento. A continuación voy a dar los datos de los colores obtenidos sin variar el modo de fusión…

 

Datos CMY, de los colores obtenidos en modo de fusión normal

Datos CMY, de los colores obtenidos en modo de fusión normal

 

El triángulo de Goethe

Goethe fue un escritor alemán y además teórico del color, de los primeros en teorizar sobre la psicología del color; vamos a ver uno de los ejemplos prácticos que realizó, su famoso Triángulo. Con este artificio teórico-práctico intentó relacionar partes en las que se dividía el triángulo, con estados de ánimo o sentimientos (melancólico, sereno, poderoso, serio, lúdico…). Utilizó como colores primarios, el Rojo, el Azul y el Amarillo, obteniendo como secundarios el Anaranjado, Verde y Morado. Son unos primarios diferentes a los que consideramos en nuestros días primarios en síntesis substractiva. Lo importante de este triángulo es que en él aparecen los colores terciários, que són suma de los tres primarios pero de uno de ellos en mayor proporción, y se obtienen los colores tierra, con diferentes dominancias dependiendo de su cercanía con el primario en mayor proporción.

Veamos una imagen posible de este triángulo:

triángulo de Goethe (primarios Rojo, Amarillo y Azul)

Como ejercicio vamos a intentar obtener un triángulo parecido, en el que partiremos de los colores primarios de síntesis substractiva, el Cyan, el Magenta y el Amarillo. Para poder obtener una mezcla tal y como la pudiéramos hacer con tintas, podemos utilizar las propiedades de la paleta de transparencia de Illustrator o de otros programas. Podemos superponer dos elementos, variando el % de opacidad, y utilizar el modo de fusión de superponer (el modo trama también puede valernos, pero con diferencias) de esta forma al poner dos elementos (uno de ellos de opacidad al 50%) en  modo superponer, podremos observar el resultado de lo que sería la “mezcla” de dichos colores.

Utilizando esta propiedad, el resultado será más parecido al resultado real con tintas o pigmentos, originando colores más parecidos a los colores tierra. Recordemos que los tres colores tierra tienen algo más cada uno, del color primario que tienen más cerca.

Sabemos por la teoría del color, que en la percepción de los colores influyen múltiples factores, no sólo físicos sino también fisiológicos (que dependen también de la persona y su fisionomía) e incluso culturales, que van a influir dependiendo de la zona del planeta en la que hayamos nacido, o psicológicos.

En el ejemplos que os voy a aportar, vamos a observar el mecanismo de la visión del color, en dos casos concretos (cuya gráfica seguro hemos visto en algunos libros). Uno de los casos es el mecanismo de visión del color verde, y en otro caso el color azul, en dos supuestas cartulinas de colores.

Esquema de visión del color verde

Esquema de visión del color cyan

En esta forma de entender la percepción del color, está implícito que la superficie “substrae” parte del espectro de luz incidente, parte del color inicial que en nuestro caso (en el esquema) hemos representado como el color BLANCO, y que sabemos que se sintetiza como RGB. Esta substraccion de color por parte del soporte, hace que se refleje y llegue a nuestra retina, la parte de colores que percibimos, y por la que nombramos al color de dicho soporte (en nuestros esquemas, verde y cyan).

Yo en estos casos, he supuesto que la luz incidente es RGB, blanca; pero, esto no siempre va a ser así (una luz blanca perfecta e ideal). Sabemos que la luz incidente está directamente implicada en la percepción de estos colores… Y yo os planteo la siguiente cuestion:

Imaginemos que esas dos cartulinas, las situamos en un cuarto oscuro en el que la única fuente luminosa es de color amarilla, es decir, emite únicamente luz amarilla… En ese caso tan concreto, ¿de qué color percibiríamos las dos cartulinas anteriores? Entendamos que es un color amarillo (el de esa lámpara) también ideal y perfecto.

Y si alguno supiera mucho mucho sobre el tema… ¿Cómo denominaríamos a este efecto?

A través de la observación de diferentes soportes impresos, podemos aprender y pensar en los problemas que conlleva su realizacion; también apreciar conceptos que hemos visto a nivel teórico y que no tenemos oportunidad todavía de observar directamente en la práctica. Como preimpresores debemos conocer a la perfeccion todos estos detalles que configuran un buen trabajo impreso posterior.

Veamos a continuación, la imagen de un trozo de envase tetrabrik. Vamos a fijarnos en detalles de cómo se ha impreso y de los colores utilizados. A falta de cuentahílos digital, bien nos valdrá un escaneo con bastante resolución para poder  “recortar” y mostrar esos detalles del envase (imágenes en detalle).

A partir de la observación de esos detalles en la impresión, podemos obtener bastantes datos sobre cómo se ha impreso. Por lo pronto ver el tipo de tramado que se ha realizado, ver el número de tintas que utilizaron, el trapping de preimpresión e incluso deducir el tipo de sistema de impresión utilizado.

detalle de la impresiónEn nuestro caso, al ser un tetrabrik, debemos saber, que seguramente han utilizado flexografía para imprimirlo, pero vamos a dar detalles de cómo podríamos deducirlo (en el caso de que no supiéramos que es un envase de leche).

Uno de los conceptos que  se explicaron en clase, es el de trapping de preimpresión. Aquí lo vemos de forma práctica, empleado para evitar franjas en las que se viera el color del soporte. Fijaos cómo solapa un color sobre el otro. Otra cuestión sería la forma en la que se ha obtenido el color rojo  (mezcla de amarillo y magenta en este caso).

Mirad en el bordecito amarillo por una parte, y el borde magenta por otra, que nos muestra el color que ha “reventado” en cada caso.

¿Cómo podríamos saber que se ha utilizado un sistema de impresión de flexografía, independientemente de que sepamos que la impresión es sobre un envase?

Pues el dato importante es el siguiente: Se han utilizado para la obtención de grises (oscuro y otro más claro) dos tintas, la tinta negra y la tinta gris, que podemos ver en la tira de control.

¿Y eso qué tiene que ver?

Muy sencillo, a nivel teórico podemos pensar que con la tinta negra se pueden obtener los dos grises, el gris oscuro y, el gris más claro con una trama de puntos más pequeños (en tramado convencional).

Pero, en este caso no valdría, ya que como sabemos del tema del tramado, el sistema de impresión de flexografía impide el uso de tramados muy finos, o de puntos muy pequeños (grises muy claros obtenidos con tinta negra, por ejemplo), se originarían en el polímero pequeños “alfileres”  que no desempeñarían su función  en el momento de imprimir.

¿Qué solución nos resuelve este problema? El uso de una tinta gris, para originar un gris aun más claro a través de una trama (de puntos no excesivamente finos como podemos observar en las imágenes de los detalles…)

tintas tramadas y efecto trapping

Otra cuestión, el hecho de que se usen dos amarillos en esta impresión es debido a que uno se utilizará en la mezcla con magenta (obtención de tono rojo) y otro se utiliza como tinta  plana.

Por último vamos a ver también, cómo en la zona en la que se ha utilizado el tono verde, con un portenctaje alto pero no al 100%, se aprecian pequeños puntos de trama con el color del soporte (puntos realmente no impresos), una propiedad de las tramas Postscript, en las que aparece a porcentajes altos, como si los puntos de trama fuesen blancos, debido a que el punto verde, al ir agrandándose (en estas zonas de sombras) va generando el “hueco” circular, que aparenta ser un punto y en realidad es una zona de soporte no impreso.

Después de lo que hemos visto os lanzo una cuestión: ¿Qué ángulos parece que han utilizado para los tramados de las diferentes tintas? Para el magenta, negro, verde y gris, que son los que en algún momento van tramados… ¿Se utilizan diferentes angulaturas de trama para estas tintas?

Y lo más importante… ¿Por qué?

Fotomosaico

No se si recordais hace unos años, en las paradas de autobús ponían unos carteles, que cuando te acercabas te dabas cuenta de que estaban hechos de pequeñitas fotos, a modo de píxels o más bien puntos de trama cuadrados, que originaban al alejarse la vista de la imagen original. Es un ejemplo práctico de cómo el ojo al alejarse del motivo, nos “engaña” viendo menos detalle y apreciando básicamente el tono general de esas zonas, y nuestro cerebro las une, tendiendo a originar una imagen conocida. Se le suele llamar a la imagen obtenida, un fotomosaico.

Este efecto sobre la imagen, lo podemos obtener con programas específicos, como Mosaic Creator, Arc Soft Photomontage, PhotoScape y otros. Se suelen usar también carpetas con cientos de imágenes de pequeño tamaño, a modo de piezas del futuro mosaico, aunque también podríamos utilizar imágenes nuestras. Influye en el resultado final, el tamaño que se elige de celda, la resolución, y el tipo de malla que se usa. Tarda un poco en generar la imagen, en función de estos parámetros y en esta versión gratuita tiene un límite de peso final de archivo, de unos 10 Mb.

Os voy a dar aquí la dirección donde podéis obtener la descarga de una versión gratuita de Mosaic Creator, el programa que considero más fácil de utilizar (incluye una pequeña guía al comienzo a modo de pequeño tutorial). Podemos crear además mosaicos con diferentes mallas (no tiene por qué ser sólo la malla de cuadritos), incluyendo mallas que imitan a un puzzle, trozos irregulares, etc. Sería la siguiente dirección:     www.aolej.com/mosaic/download.htm

Dentro de esa página se incluyen posibles descargas de carpetas de imágenes celda o de “piezas” posibles de ese mosaico.

Incluyo además una dirección donde podeis ver un video tutorial, en el que nos genera un mosaico de una manera bastante fácil.

www.youtube.com/watch?v=Tto5MQ5WQPg

De las imágenes que obtengamos en clase, pondremos aquí algún ejemplo de los mejores resultados obtenidos…

A lo largo de la historia de la humanidad, las imágenes se han usado como medio de comunicación, encontrando ya ejemplos en las cavernas de los antiguos prehistóricos. En los primeros manuscritos medievales, los textos se ayudaban de la inclusion de imágenes, para su mejor comprensión por las gentes de esta época. Otras culturas paralelas desarrollaron diferentes métodos de comunicación, pero las imágenes siempre fueron importantes; algunas como los jeroglíficos egipcios, incorporaron representaciones abstractas y estilizadas de objetos. 

Tanto la comunicación como el uso de las imágenes vivieron una revolucion en el siglo XV con la invención de la imprenta, que permitió la producción masiva de textos e imágenes. Hasta ese momento, en los países occidentales los textos y las imágenes se reproducían dibujando a mano cada letra e ilustración o bien mediante xilografías. También en este siglo se introdujo un avance, que fue la inclusión de planchas de impresión de cobre, permitiendo la reproducción a gran escala de imágenes realistas y detalladas. Otras evoluciones más modernas, como el medio tono y la fotografía, han posibilitado formas distintas y mejores de producir imágenes, culminando en los recientes y rápidos avances en el campo de las imágenes digitales y la producción de textos.

Gracias a la gran disponibilidad de imágenes digitales y a la facilidad para crearlas, hay una amplia variedad de profesiones que utilizan imágenes. Además de los usos más obvios, como diseño editorial, web, de información, de productos y textil, también se utilizan imágenes en profesiones como la arqueología, el derecho (como pruebas de ejemplo), el márketing, la publicidad, la arquitectura y la educación. También en la mejora de presentaciones y en la ayuda a la interpretación de otras profesiones, como la traducción o en las finanzas…

Nube de etiquetas